El uso del leasing en las empresas financieramente restringidas: análisis para las pyme europeas

El uso del leasing en las empresas financieramente restringidas: análisis para las pyme europeas

Inicio » Noticias SANFI » El uso del leasing en las empresas financieramente restringidas: análisis para las pyme europeas

10/09/2020

Ana Mol-Gómez-Vázquez, Ginés Hernández-Cánovas y Johanna Köeter-Kant. Czech Journal of Economics and Finance.

Resumen:

Las pequeñas y medianas empresas (pyme) se caracterizan por ser empresas jóvenes, dependientes de la financiación bancaria, sus estados financieros no suelen estar auditados y tampoco suelen disponer de suficientes activos para ofrecer como garantía (Berger et al. 2011; Levenson and Willard 2000). Todos estos factores tienen como consecuencia que las pyme sufran graves problemas de asimetría informativa (Ang 1992; Martínez-Sola et al. 2018) ya que son percibidas como empresas de riesgo, por lo que terminan enfrentándose a grandes dificultades para obtener la financiación que necesitan (Beck and Demirgüç-Kunt 2006; Psillaki and Daskalakis 2009). En este contexto, los autores de este trabajo consideramos que el leasing podría facilitar el acceso a la financiación de las pyme debido a sus especiales características.

El leasing es una fuente de financiación basada en un activo donde el arrendador es el propietario de dicho bien, pero otorga al arrendatario el derecho a utilizarlo durante un periodo de tiempo determinado a cambio de una serie de pagos. De esta definición podemos desprender dos aspectos que son especialmente importantes para las pyme, puesto que mitigan las consecuencias derivadas de la asimetría informativa. En primer lugar, el activo no cambia de propiedad, es decir, ésta continúa siendo del arrendador durante la totalidad del contrato de leasing. Esto lleva consigo un aumento de la protección del arrendador. Imaginemos el caso de impago por parte de la empresa (arrendatario), para el arrendador será más fácil la reposesión del activo que, además, constituye la única garantía de la financiación (Sultanov et al. 2009). En segundo lugar, bajo un contrato de leasing, el riesgo asociado a la operación recae principalmente en el valor del activo y no en la calidad del prestatario (Berger and Udell 2006).

Ambas ventajas arriba descritas benefician claramente a las pyme, y hacen del leasing una fuente de financiación especialmente atractiva para estas empresas. Por ello, el objetivo de este trabajo consiste en investigar si el leasing puede ser utilizado como fuente de financiación complementaria para cubrir las necesidades financieras de las pyme que se encuentran financieramente restringidas.

Para lograr nuestro objetivo, hemos utilizado la encuesta Flash Eurobarometer Survey on SME Access to Finance encargada por el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Esta encuesta fue realizada a 4.583 pyme de 25 países europeos durante los años 2005 y 2006. Finalmente, seleccionamos 4.425 empresas que respondieron en la encuesta si habían hecho, o no, uso del leasing como fuente de financiación.

Puesto que nuestro artículo se centra en el uso del leasing en las empresas financieramente restringidas, de dicha encuesta seleccionamos cinco preguntas que nos permitían evaluar el nivel de restricciones financieras que sufrían las empresas de nuestra muestra. Concretamente, en la encuesta se les preguntaba: (1) si el difícil acceso a fuentes de financiación era el elemento que complicaba el desarrollo de la compañía, (2) si la situación financiera de la empresa no era la adecuada para poder desarrollar sus proyectos, (3) si el acceso a un préstamo bancario era complicado, (4) si los proyectos no podrían ser finalizados sin un préstamo bancario y, (5) si las necesidades de financiación no podrían cubrirse con recursos internos. A las variables creadas a partir de estas preguntas, añadimos una serie de variables destinadas a caracterizar a la empresa y otras que nos permiten describir el país en el que la empresa opera para construir el modelo econométrico de nuestro trabajo.

Los resultados obtenidos confirman que el uso del leasing aumenta para las pyme que se encuentren financieramente restringidas. Además, este resultado se sostiene para los cinco indicadores de restricciones financieras mencionados anteriormente, lo que muestra la robustez de nuestros resultados. Por ejemplo, los análisis muestran que la probabilidad en el uso del leasing aumenta en un 16,59% para aquellas empresas cuyas necesidades de financiación no pueden cubrirse con recursos internos en comparación con aquellas empresas que tienen una mejor situación financiera. O, que la probabilidad de utilizar leasing es de un 54,62% para aquellas empresas que afirman que el acceso a la financiación no obstaculiza su desarrollo, mientras que dicha probabilidad se sitúa en un 66,54% para aquellas que sí se ven perjudicadas por un difícil acceso.

La evidencia empírica obtenida en este trabajo es relevante debido a la importancia económica del leasing. Leaseurope (Federación Europea de Asociaciones de Empresas de Leasing) estima que el 21,2% de las inversiones realizadas por las pyme europeas en 2014 fueron financiadas vía leasing. Además, Europa representa el 33,4% del volumen total de leasing, consolidando su posición como el segundo mercado más grande del mundo, mientras que algunos países europeos como Grecia (65,32%), Lituania (23,66%) o Hungría (18,35%) registran el mayor crecimiento a nivel mundial (Glesson, 2019).

Los autores de este artículo consideramos que nuestro trabajo tiene importantes implicaciones para empresas y responsables políticos. A través de este artículo, los gerentes de las empresas pueden comprender mejor las ventajas del leasing y su papel como una buena fuente de financiación alternativa. Desde una perspectiva política, los legisladores podrían reconocer el papel significativo que desempeña el leasing en la financiación de las pyme, especialmente teniendo en cuenta las propuestas incluidas en la finalización de Basilea III. Como reconoce Leaseurope, Basilea III sobreestima los riesgos reales de la exposición al leasing lo que penaliza a esta forma de financiación porque aumenta los requerimientos de capital. Esto podría disuadir a los bancos de ofrecer contratos de leasing, lo que dañaría aún más el acceso a la financiación de las pyme. Una regulación apropiada sobre el leasing podría conllevar una mejora en la situación financiera de las pyme, ya que podrían perseguir sus ambiciones de crecimiento y contribuir positivamente a la creación de empleo y al crecimiento del PIB.

Cómo citar este artículo:

Mol-Gómez-Vázquez, A., Hernández-Cánovas, G., & Koëter-Kant, J. (2019). The use of leasing in financially constrained firms: An analysis for European SMEs. Czech Journal of Economics and Finance, 69(6), 538-557. https://journal.fsv.cuni.cz/mag/article/show/id/1449

 

📖 Ver artículo